Adicción al Tabaco

El tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica, en la que la nicotina es responsable de la adicción, que provoca dependencia física y psicológica. También provoca la  aparición de síntomas de abstinencia cuando no se consume.

La extensa investigación y práctica neurofisiológica ha demostrado que el flujo de corriente eléctrica continua aplicada mediante un dispositivo de estimulación eléctrica transcraneal (tDCS) penetra en las capas cortical y subcortical de la corteza cerebral produciendo un efecto modulador neuronal al modificar el potencial de la membrana en reposo, incrementando su capacidad para ser modulada por estímulos externos, tales como terapias clínicas y ejercicios de tipo conductual.

¿Qué diagnósticos pueden beneficiarse de este tratamiento?

El tratamiento para evitar la adicción al tabaco por onda combina técnicas no invasivas de estimulación cerebral (NIBS) con el tratamiento clínico. Es una nueva opción terapéutica que ha demostrado ser eficaz en casos de adicción resistente a los tratamientos farmacológicos convencionales.

Este tratamiento es una ayuda extra en la etapa de abstinencia, que es cuando el sujeto tiene problemas para controlar su consumo, ayudando a inhibir el impulso de consumo.

Nuestros protocolos de tratamiento

  • El tratamiento de la adicción al tabaco constará de sesiones de 75 minutos divididas en terapia de estimulación de 30 minutos con tDCS  y  terapia clínica de 45 minutos.
  • Durante las sesiones, el paciente se encuentra confortablemente sentado frente a una pantalla, o junto al terapeuta que realiza los ejercicios.
  • Esta estimulación por tDCS es indolora (únicamente se siente un leve hormigueo o cosquilleo en el cuero cabelludo) y es aplicada mediante un gorro de neopreno inalámbrico donde se ubican dos esponjas irrigadas con suero salino.
  • Debe aplicarse el tratamiento en días consecutivos para favorecer el efecto acumulativo de la tDCS durante un periodo de 6 semanas.
  • El efecto modulatorio de la tDCS se mantiene en el tiempo si bien no es permanente y la duración de los efectos varía de un paciente a otro.
  • La terapia clínica se impartirá cinco días por semana, repartidas en tres días de tDCS (30 minutos de terapia) y dos días de tDCS+Terapia clínica (75 minutos de terapia).
  • En total se realizan 30 sesiones (6 semanas) de lunes a viernes de tDCS y 12 sesiones clínicas de 45 minutos.

Pasos a seguir

  1. Consulta previa El neuropsicólogo toma contacto con la persona y su caso concreto, identificando en cada caso la patología, sus antecedentes y circunstancias particulares. De este modo es posible individualizar el tratamiento más adecuado y alcanzar la máxima eficacia del mismo.
  2. Valoración de estado y objetivos El equipo de Real butterfly Neuroterapia evaluará cada caso y fijará objetivos y terapias de actuación como paso previo al inicio de las mismas.
  3. El tratamiento Nuestros usuarios acuden al Centro a sesiones de 45 minutos o 75 minutos en sala. Las terapias son impartidas por una neuropsicóloga.

 

FRECUENCIA: 5 DÍAS EN SEMANA, 6 SEMANAS