Avances en diagnóstico precoz del deterioro cognitivo tipo Alzheimer: biomarcadores cognitivos

Cerebro

La pérdida de memoria episódica es el primer síntoma del deterioro cognitivo tipo Alzheimer, lo cual dificulta la capacidad de relacionar experiencias personales con un momento y lugar concretos. Tanto los especialistas como los familiares deben estar alerta ante este y otros signos que se puedan desarrollar.

Algunos de los signos más frecuentes son: faltar a citas, olvidarse de pagar cuentas, no reconocer a personas conocidas o sentirse extraviado en lugares familiares. La dificultad en la comunicación escrita y hablada es otra de las características de los inicios de este tipo de deterioro cognitivo. También la irritabilidad, inactividad u hostilidad, así como permanecer despierto por las noches o deambular, son actitudes frecuentes (1).

Ante estas situaciones, tal y como ha explicado en la emisora COPE nuestra Neuropsicóloga, Marian Carvajal, es conveniente que la persona visite cuanto antes a un especialista.

 

 

La detección precoz asegura un daño neuronal menos extendido y ayuda a trabajar más eficazmente, utilizando conjuntamente terapias de estimulación y métodos farmacológicos que buscan fortalecer la resistencia neuronal y retrasar el avance de la enfermedad. Esto repercutirá positivamente en el pronóstico del deterioro, retrasando la institucionalización (2) y garantizando la colaboración y participación de la persona afectada en los tratamientos, reduciendo así la ansiedad derivada del desconocimiento del problema (3).

La investigación actual avanza cada día en el desarrollo de nuevas técnicas para el diagnóstico precoz. Prueba de ello es esta publicación sobre nuevos biomarcadores.

En ella se evalúan las diferencias en el mapa de las conexiones neuronales del cerebro (conectoma) de pacientes sin deterioro cognitivo, pacientes con deterioro cognitivo leve y pacientes con deterioro cognitivo tipo Alzheimer. La carga amiloide, relacionada con la pérdida de dichas conexiones, es detectada por medio del biomarcador florbetapir a través de Tomografía por Emisión de Positrones (PET)(4).

 

Escucha la segunda parte de la entrevista a nuestra Neuropsicóloga Marian Carvajal en la cadena COPE.

 

 
BIBLIOGRAFÍA
  1. Tuneu Valls L, Rojas Cano M, Sardans Marquillas M, Paredes Pérez E, Gaona Franco A. Guía de Seguimiento Farmacoterapéutico de los pacientes con Alzheimer. Granada: Universidad de Granada, Grupo de Investigacion en Atencion Farmaceutica; 2006.
  2. Prieto Jurczynska C, Eimil Ortiz M, López de Silanes de Miguel C, Llanero Luque M. Impacto social de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias. [monografía en internet]. Madrid: Fundación Española de Enfermedades Neurológicas; 2011 [acceso noviembre de 2014]. Disponible en: http://www.fundaciondelcerebro.es/docs/imp_social_alzheimer.pdf
  3. Alzheimer’s Association. Diagnóstico de la Enfermedad de Alzheimer y de demencia. [Internet]. Illinois: Alzheimer’s Association; 2012 [acceso noviembre de 2014]. Disponible en: http://www.alz.org/documents/greaterillinois/Diagnosis_.pdf
  4. Prescott JW et al. The Alzheimer structural connectome: changes in cortical network topology with increased amyloid plaqueburden. Radiology 2014; 273(1):175-84.
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *