Prevención del deterioro cognitivo con dieta mediterránea

La frecuencia del desarrollo de enfermedades que pueden estar relacionadas con la edad, como es el caso del deterioro cognitivo tipo Alzheimer, ha aumentado proporcionalmente a la esperanza de vida de la población (1). En este sentido, los hábitos alimentarios se han relacionado en algunos estudios con la mejora de la función cognitiva (2,3).

El ensayo PREDIMED (PREvención con DIeta MEDiterránea) es el estudio de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en España. En él se busca valorar los efectos de este patrón dietético en la prevención de enfermedades crónicas a través de diferentes intervenciones (4).

Este estudio ya había demostrado una reducción del 30 % en la incidencia de enfermedad cardiovascular en sus participantes de mayor edad con un riesgo cardiovascular elevado (4), por ello sus investigadores se plantearon si la suplementación con aceite de oliva y frutos secos en el contexto de un patrón de Dieta Mediterránea podría mejorar o retrasar el deterioro cognitivo asociado a la edad (5).

A través de las siguientes intervenciones dietéticas: Dieta Mediterránea suplementada con aceite de oliva y Dieta Mediterránea suplementada con frutos secos, en comparación con una dieta control, y por medio de una valoración de la función cognitiva basada en test neuropsicológicos estandarizados, se comprobó esta asociación en individuos con una adecuada salud cognitiva tras cuatro años (5).

Los resultados mostraron una mejora de esta función en los participantes de mayor edad, sugiriendo que este tipo de alimentación podría ser adecuada para la prevención del deterioro cognitivo tipo Alzheimer (5).

La Dieta Mediterránea no es sólo un patrón alimentario, sino un estilo de vida que combina una alimentación variada y equilibrada, en la que se incluyen todos los grupos de alimentos, con la práctica diaria de ejercicio físico moderado. Es una valiosa herencia cultural de los países de la cuenca del mediterráneo que ha sido declarada Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad por la UNESCO (6).

Este patrón dietético, para prevenir el deterioro cognitivo, consiste en la utilización del aceite de oliva como principal grasa en la alimentación y el consumo diario de gran variedad de alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres, champiñones y frutos secos); y de alimentos procedentes de los cereales, como el pan, la pasta o el arroz (preferiblemente integrales); además de lácteos, como la leche o los yogures (7).

Otras de las características de la Dieta Mediterránea son el consumo abundante de pescado y el consumo moderado de huevos o carne distinta de carne magra. El agua es la bebida por excelencia y los alimentos poco procesados, frescos y de temporada, son los preferidos por este patrón dietético (7).

 

BIBLIOGRAFÍA
 
  1. Lopez, AD., Mathers, CD., Ezzati, M., Jamison, DT., Murray, CJ. (2006). Global and regional burden of disease and risk factors, 2001: systematic analysis of population health data. Lancet, 367(9524), 1747-1757.
  2. Gómez-Pinilla, F. (2008). Brain foods: the effects of nutrients on brain function. Nat Rev Neurosci, 9(7), 568-578.
  3. Otaegui-Arrazola, A., Amiano, P., Elbusto, A., Urdaneta, E., Martínez-Lage, P. (2014). Diet, cognition and Alzheimer’s disease: food for thought. Eur J Nutr, 53(1), 1-23.
  4. Estruch, R., et al. (2013). Primary prevention of cardiovascular disease with a Mediterranean diet. N Engl J Med, 368(14), 1279-1290.
  5. Valls-Pedret, C., et al. (2015). Mediterranean Diet and Age-Related Cognitive Decline. A Randomized Clinical Trial. JAMA Intern Med.
  6. Fundación Dieta Mediterránea, ¿Qué es la Dieta Mediterránea? (acceso 20 de mayo de 2015). Barcelona: Fundación Dieta Mediterránea. Recuperado de: http://dietamediterranea.com/dieta-mediterranea/que-es-la-dieta-mediterranea/
  7. Fundación Dieta Mediterránea, 10 recomendaciones básicas de la Dieta Mediterránea (acceso 20 de mayo de 2015). Barcelona: Fundación Dieta Mediterránea. Recuperado de: http://dietamediterranea.com/dieta-mediterranea/decalogo/
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *