Intervención precoz, tratamientos complementarios al farmacológico, Método PRAI

La intervención precoz en personas con deterioro cognitivo tipo Alzheimer puede facilitar que la evolución  de la enfermedad sea más lenta al estimular las capacidades preservadas de la persona mediante terapias no farmacológicas. El principal objetivo es mejorar la autonomía de la persona y lograr así la mejor calidad de vida durante el mayor tiempo posible (1). Pero, ¿cómo tratar a una persona con deterioro cognitivo tipo Alzheimer?

Existen diferentes terapias complementarias al tratamiento farmacológico en las que se integra la estimulación cognitiva (2),  que trabaja para la mejora y mantenimiento de  las capacidades mentales superiores  de la persona: memoria, atención, orientación y lenguaje.

Otra de las más eficaces es la terapia ocupacional, que entrena las actividades cotidianas (asearse, comer, vestirse o ir al baño) (3,4), y por último la fisioterapia y la psicomotricidad, que facilitan el   mantenimiento de la actividad física, del equilibrio y  la potencia muscular (4,5).

En Real Butterfly empleamos el Método PRAI (Puente Real Asistencia Integral), para trabajar con personas con deterioro cognitivo tipo Alzheimer. Este Método fue desarrollado en 2010 con el objetivo de profundizar en el diagnóstico de nuestros usuarios, además de promover y medir la evolución en su estado de salud.

A través de nuestro Programa de Estimulación Integral Alzheimer se realiza una exhaustiva valoración y un Plan de Acción Individualizado para cada usuario. En las diferentes salas del centro se trabaja la Estimulación Neuropsicológica, Multisensorial y la Terapia Ocupacional. Además, contamos también con una Sala de Fisioterapia para realizar Estimulación Física y una Sala de Ordenadores táctiles donde a través de nuestros programas Gradior y Smartbrain, se trabajan las capacidades cognitivas.

El método PRAI brinda información a los familiares generando informes en cada fase del trabajo realizado para valorar el cumplimiento de los objetivos planteados.

Así, la mejora de la funcionalidad en las actividades básicas y avanzadas de la vida diaria,  además de la mejora en la movilidad física, colaborarán de forma decisiva en la definición de la calidad de vida de nuestros usuarios.

Escucha la entrevista a nuestra Neuropsicóloga que tuvo lugar ayer en la Cadena Cope:

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Isidro Carretero V, Pérez Muñano C, Sánchez-Valladares Jaramillo V, Balbás Repila A. Guía práctica para familiares. Madrid: Fundación de PwC; 2011.
  2. Monsalve Robayo AM, Rozo Reyes CM. Integración sensorial y demencia tipo Alzheimer: principios y métodos para la rehabilitación. Rev. Colomb. Psiquiat 2009; 38(4).
  3. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre la atención integral a las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Guía de Práctica Clínica sobre la atención integral a las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Agència d’Informació, Avaluació i Qualitat en Salut de Cataluña; 2010. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AIAQS Núm. 2009/07.
  4. Parra-Anguita L, Pancorbo-Hidalgo P.L. Guías de práctica clínica de cuidados a personas con Alzheimer y otras demencias: revisión de la literatura. Gerokomos 2013; 24 (4): 152-157.
  5. Silva Zabaleta V. Alzheimer y deporte. Madrid: Asociación Nacional del Alzheimer; 2012.
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *