La Enfermedad del Alzheimer no tiene cura, sin embargo, existe la evidencia clínica que sugiere que las funciones mentales y físicas pueden mejorar con la actividad física aeróbica, a la vez que le dan un gran valor al hecho de tomar parte activa en actividades que son mentalmente estimulantes.

El diagnóstico temprano será clave para combatir la enfermedad del Alzheimer.

Algunos consejos:

  • Alimentación equilibrada, con una dieta mediterránea con alto contenido en vitamina E y C, consumir pescado y evitar la obesidad.
  • Consumo moderado de alcohol.
  • Fomentar el ejercicio físico moderado: Puede beneficiar a las células del cerebro debido al aumento del flujo de oxígeno que se produce al realizarlo, además de verse beneficiado el sistema cardiovascular.
  • Mantenerse mentalmente activo, cultivar las relaciones sociales y recreativas (jugar a las cartas, tocar música, etc.) y evitar la soledad.
  • Controlar los factores de riesgo cardiovascular: Parece que existe una conexión entre las enfermedades vasculares con la del Alzheimer. Esto se debe a que el cerebro se nutre de la sangre que le llega del corazón.