Neurorehabilitación cognitiva tras un daño cerebral sobrevenido y deterioro cognitivo leve – DLC

El daño cerebral causado por un traumatismo cerebral, un episodio vascular (Ictus)  o anoxias de distintos orígenes pueden producir disminución o alteración del nivel de conciencia, lo que a su vez conlleva una disminución de las capacidades cognitivas como memoria, atención, orientación o capacidad de resolución de problemas y que dificultan la autonomía de la persona en su vida diaria.

En ocasiones estos daños no producen únicamente alteraciones en la zona del impacto, sino también en otras áreas alejadas, lo que afectará a varias funciones.

La extensa investigación y práctica neurofisiológica ha demostrado que el flujo de corriente eléctrica continua aplicada mediante un dispositivo de estimulación eléctrica transcraneal (tDCS), penetra en las capas cortical y subcortical de la corteza motora cerebral produciendo un efecto modulador neuronal al modificar el potencial de la membrana en reposo, incrementando así su capacidad para ser modulada por estímulos externos, tales como la terapia cognitiva, conductual y emocional.

Se favorece también de este modo la posibilidad de obtener efectos acumulativos y perdurables en el tiempo, mejorando la recuperación de funciones afectadas tras un daño cerebral.

La combinación de esta técnica pionera de terapia con la terapia tradicional en neuropsicología (Cognitiva, Conductual y Emocional) es capaz de actuar sobre áreas específicas afectadas, facilitando la rehabilitación de funciones deterioradas, incluso en fases crónicas, pasadas unas semanas tras el episodio.

¿Qué diagnósticos pueden beneficiarse de este tratamiento?

Terapias específicas de rehabilitación especializada de miembros afectados tras un episodio de Daño Cerebral Adquirido, para pacientes con los siguientes diagnósticos:

  • Ictus isquémico o hemorrágico
  • Lesiones por infarto o embolia
  • Traumatismo cráneoencefálico (TCE)
  • Tumores cerebrales
  • Deterioro Cognitivo leve

Nuestro tratamiento por ondas es una nueva opción terapéutica que ha demostrado ser eficaz en casos de:

  • Trastornos de memoria: Memoria de trabajo, reconocimiento, semántica, episódica.
  • Trastornos de atención: selectiva, dividida, alternante.
  • Incapacidad de solución de problemas.
  • Manejo de conceptos numéricos.

Nuestro protocolo de tratamiento

Disponemos de distintos protocolos de tratamiento en función de la intensidad del daño y el tipo de lesión.

  • Nuestro tratamiento consiste en sesiones de 75 minutos de estimulación con tDCS o entrenamiento por Neurofeedback complementadas con terapia cognitiva en sala durante la estimulación y tras la misma.
  • Durante las sesiones, el paciente se encuentra recibiendo la estimulación por tDCS, mientras realiza ejercicios cognitivos específicos (Ej. Atencionales o de memoria).
  • La estimulación por tDCS es indolora (únicamente se siente un leve hormigueo o cosquilleo en el cuero cabelludo) y es aplicada mediante un gorro de neopreno donde se insertan esponjas o electrodos.
  • El efecto de la tDCS es acumulativo en sesiones repetidas de tDCS en días consecutivos, mejorando sensiblemente las posibilidades de recuperación de la función cognitiva que en caso de sesiones individuales.
  • El efecto modulatorio de la tDCS se mantiene en el tiempo. Una vez termine el tratamiento de estimulación se valorará la mejora del paciente y si es necesario incrementar la durabilidad del tratamiento o dar el alta.
  • Como técnica de modulación neuronal alternativa al tDCS se aplican protocolos de memoria, atención y generales a través de Neurofeedback (NF), en días alternos, por medio del cual los participantes aprenden a modificar su actividad eléctrica cerebral mediante sencillos ejercicios, mejorando así sus patrones de onda y asimilándolos a los patrones de los sujetos sanos. El NF es una técnica no invasiva de condicionamiento operante.

Pasos a seguir

    1. Consulta previa El Neuropsicólogo toma contacto con la persona y su caso concreto, identificando en cada caso la patología, sus antecedentes y circunstancias particulares.
      De este modo es posible individualizar el tratamiento más adecuado y alcanzar la máxima eficacia del mismo.
    2. Valoración de estado y objetivos La evaluación cognitiva por parte de Neuropsicólogos permitirá fijar los objetivos y terapias de actuación como paso previo al inicio de las terapias.
    3. El tratamiento Nuestros usuarios acuden al Centro a sesiones de 75 minutos en salas multidisciplinares modernamente equipadas. Las terapias son supervisadas e impartidas por Neuropsicólogas.


FRECUENCIA:
ENTRE 2 Y 5 DÍAS EN SEMANA, ENTRE 2 Y 5 SEMANAS, SEGÚN EL PROTOCOLO QUE MEJOR ENCAJE EN LAS NECESIDADES DEL PACIENTE