Terapias de Electroestimulación: Neurofeedback y Entrenamiento en P300

El electroencefalograma (EEG) es una herramienta que permite captar la actividad eléctrica de los diferentes grupos neuronales, amplificarla y filtrarla para que pueda ser interpretada. En él pueden observarse cuatro tipos diferentes de ondas cerebrales: las ondas delta, que están presentes en forma de picos durante la fase de sueño profundo; las ondas theta, presentes tanto en el estado de sueño como de vigilia y relacionadas con la meditación, la entrada en estado de sueño y la recuperación de información; las ondas alfa, presentes en el estado de vigilia y relacionadas con un estado de relajación; y las ondas beta, presentes en el estado de vigilia y relacionadas con las tareas que requieren atención y concentración.

Neurofeedback

La neuroplasticidad es la capacidad del sistema nervioso para responder a los estímulos intrínsecos y extrínsecos mediante la reorganización de su estructura, función y conexiones. Está presente desde el nivel molecular y celular y puede ocurrir durante el desarrollo, en respuesta al medio ambiente, al aprendizaje, a la enfermedad o tras la aplicación de diferentes terapias (1).

De esta manera, la técnica del neurofeedback (NF) se fundamenta en los parámetros del EEG afectados en cada patología concreta. El sujeto puede aprender a modificar estos parámetros mediante el cambio voluntario del estado de su cerebro, el cual es capaz de memorizar el nuevo estado y mantener este aprendizaje por un tiempo mayor que el del entrenamiento y generalizarlo a otros ambientes (2).

El NF se utiliza en el tratamiento de patologías relacionadas con la regulación disfuncional del arousal (procesos que controlan la alerta, la vigilia y la activación), y su eficacia ha sido probada en enfermedades tales como la ansiedad y la depresión (3), el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) (4), el autismo (5), la epilepsia (6) y el deterioro cognitivo tipo Alzheimer (7).

Los potenciales relacionados con el evento (ERPs), a diferencia del EEG, son la respuesta del cerebro ante un estímulo presentado. El componente P300 se considera un índice de la memoria del trabajo (MT), de tal manera que su amplitud informa de la asignación de los recursos de la atención y su latencia es un indicador del tiempo de evaluación del estímulo (8).

El componente P300 se obtiene utilizando el “paradigma oddball”, donde dos estímulos, un estímulo diana (estímulo infrecuente) y un estímulo estándar (estímulo frecuente), se presentan en orden aleatorio. El participante debe discriminar el estímulo infrecuente del frecuente, bien apretando un botón de respuesta o bien contando mentalmente (8). Los resultados del entrenamiento en P300 están directamente relacionados con la MT (9).

Por ello, nuestro Centro de Neuroterapia es pionero en la utilización de estas tecnologías para la rehabilitación en patologías como el TDAH, el traumatismo craneoencefálico (TCE), el ictus y otras enfermedades cardiovasculares, además de algunos tipos de parálisis y tumores.

 

BIBLIOGRAFÍA
  1. Cramer, S.C., et al. (2011). Harnessing neuroplasticity for clinical applications. Brain, 134(6), 1591-1609.
  2. Kropotov, J. (2010). Quantitative EEG, Event-Related Potentials and Neurotherapy. Academic Press.
  3. Hammond, D.C. (2005). Neurofeedback Treatment of Depression and Anxiety. Journal of Adult Development, 12(2/3), 131-137.
  4. Gevensleben, H., Holl, B., Albrecht, B., Vogel, C., Schlamp, D., Kratz, O., Studer, P., Rothenberger, A., Moll, G.H., Heinrich, H. (2009). Is Neurofeedback and Efficacious Treatment for ADHD? A randomized controlled clinical trial. J Child Psychol Psychiatry, 50(7), 780-9.
  5. Kouijzer, M.E.J., Moor, J.M.H. de, Gerrits B.J.L., Congedo, M., Schie, H.T. van. (2009). Neurofeedback Improves Executive Functioning in Children with Autism Spectrum Disorders. Research in Autism Spectrum Disorders, 3(1), 145-162.
  6. Miniussi. C., Cappa, S.F., Cohen, L.G., Floel, A., Fregni, F., Nitsche, M.A., Oliveri, M., Pascual-Leone, A., Paulus, W., Priori, A., Walsh, V. (2008). Efficacy of repetitive transcranial magnetic stimulation/transcranial direct current stimulation in cognitive neurorehabilitation. Brain Stimul, 1(4), 326-336.
  7. Mathalon, D.H., Bennett, A., Askari, N., Gray, E.M., Rosenbloom, M.J., Ford, J.M. (2003). Response-monitoring dysfunction in aging and Alzheimer’s disease: an event-related potential study. Neurobiol Aging, 24, 675-685.
  8. Peña, M.I.N., Corral, M.J., Escera, C. (2004). Potenciales evocados cerebrales en el contexto de la investigación psicológica: una actualización. Anuario de Psicología, 35(1), 3–22.
  9. Steiner, G.Z., Barry, R.J., Gonsalvez, C.J. (2013). Can working memory predict target-to-target interval effects in the P300?. Int J Psychophysiol, 89(3), 399-408.
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *