“Real Butterfly es pionero en el uso de terapias por ondas en personas con trastornos del sistema nervioso”

Vicente Lladró - Real ButterflyEl Centro Avanzado de Neuroterapia Real Butterfly es “pionero en la aplicación de terapias por ondas como el Neurofeedback, el entrenamiento en P-300 y la Estimulación Eléctrica Transcraneal (tDCS) para mejorar las funciones y capacidades de usuarios con trastornos neurodegenerativos (EA, Vascular, Mixtas) y otras enfermedades del sistema nervioso (Ictus, TCE, Esclerosis Múltiple)”, afirma Vicente Lladró, Director del Centro.

Las terapias de estimulación cerebral por ondas son técnicas no invasivas que pueden ayudar a mejorar alteraciones cognitivas, motoras, funcionales, conductuales y emocionales. Real Butterfly pone en práctica en su Centro estas terapias con el objetivo de mejorar el estado general de usuarios con distintas patologías.

Una de las novedosas líneas de desarrollo aplicadas en el centro, el entrenamiento en P-300, surge de la colaboración entre el Centro Avanzado de Neuroterapia Real Butterfly y el grupo de investigación Cerebro, Afecto y Cognición de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). “A través de este trabajo conjunto se han desarrollado protocolos capaces de obtener mejoras cuantitativas en la memoria de trabajo, que es aquella que permite integrar percepciones instantáneas producidas en periodos cortos y combinarlas con el recuerdo de experiencias pasadas”, expone Vicente Lladró. “Ésta es imprescindible en tareas cotidianas como mantener una conversación, leer o sumar”.

Otra de las técnicas utilizadas en el centro es el Neurofeedback,  “una técnica usada en otros campos de investigación que por primera vez se implementa en personas con deterioro cognitivo”, afirma Vicente Lladró. “El usuario mejora su estado general tras 15 – 20 sesiones repercutiendo positivamente en funciones cognitivas  tales como la concentración, la atención,  la memoria o la capacidad de ejecución de tareas”.

Por otra parte, “la combinación coordinada de terapias de estimulación por ondas y terapias tradicionales ayudan a la persona afectada por daño cerebral a optimizar la recuperación de sus funciones y potenciar sus capacidades con la finalidad de conseguir la mayor autonomía posible”, concluye Vicente Lladró.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *